Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 19
Acceda a nuestra hemeroteca

UNIVERSIDADES
JUAN GESTAL, DECANO DE LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA
“En la Facultad se implanta Bolonia a coste negativo”
Había pedido la disminución de las plazas de nuevo ingreso, pero no le “han hecho caso”

Hiedra García Sampedro.
A principios de año, el equipo de Juan Gestal accedió a la dirección del Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Santiago de Compostela. El decano ha comentado a Publicación de Formación Sanitaria las dificultades que ha vivido durante estos meses por los recortes económicos, que han supuesto que la implantación de Bolonia se realice, no a coste cero, “sino a coste negativo”. Sin embargo, Gestal destaca las mejoras conseguidas en Galicia como las soluciones a la descentralización de los estudios o la acreditación como universitarios de los hospitales de Lugo y Ourense.

Juan Gestal, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela.

Los recortes económicos, que parece que están afectando en gran medida a Educación y Sanidad, ¿van a notarse en Galicia, en la USC en particular?

Todavía no sabemos en qué se van a materializar los nuevos recortes que debe hacer el Gobierno de Galicia -129 millones de euros, de los que 14.6 corresponden a Sanidad y 8.7 a Educación-.

Pero en la Universidad de Santiago ya estamos viviendo un año de ajustes económicos muy duros. Tenemos que reducir los gastos en 15.8 millones de euros en un presupuesto de tan solo 229 millones, de los que 150 corresponden al capítulo 1 –de personal- que se pretende no tocar, y aún así disminuye casi un 3 por ciento, es decir, 4.5 millones, por recortes salariales aprobados por leyes. El resto a reducir son 10,5; 6 en el sexto capítulo, el de inversiones, y casi 4 en el segundo capítulo, de bienes corrientes y servicios.

¿Cómo afronta la Facultad esta situación?

Estamos ya con una economía de subsistencia tratando de poder llegar a final de año. Para equilibrar el presupuesto la Universidad ha retenido el 75 por ciento de los remanentes de los Centros y Departamentos, además de reducir mucho sus ingresos. El presupuesto de la Facultad, del año pasado a este, se ha reducido en un 33 por ciento, y ya el año anterior se había reducido en un 18 por ciento.

Nos encontramos con la implantación del Grado en una situación, no ya de coste cero sino de coste negativo, con escasez de personal y de recursos materiales que va a impedirnos aprovechar las oportunidades de cambio y mejora en la docencia que la adaptación al Plan Bolonia nos prometía, a pesar del importante esfuerzo que están realizando profesores y alumnos. Los vicios que se adquieran ahora será muy difícil corregirlos después.

Sobre la oferta para los alumnos que han entrado este curso, 400 en la Facultad de Santiago, ¿ha sido excesivo el aumento de plazas este año?

Mi opinión, coincidente con la de la Conferencia de Decanos, es que sí. La Facultad había pedido que se bajase a 300, pero no nos han hecho caso.

El númerus clausus de Medicina es un tema controvertido en el que hay diferentes puntos de vista. Por su parte, los padres quieren que existan muchas plazas para que sus hijos puedan estudiar esta carrera que, en comparación con otras, tiene más salidas profesionales. Mientras, los políticos, sensibles a esta demanda, también quieren disponer de una bolsa importante de profesionales en que elegir para cubrir las necesidades del SNS. La población general, que sufre las listas de espera, cree que un mayor número de médicos resolvería el problema.

Sin embargo, los expertos en Administración sanitaria consideran que no hay que aumentar los médicos sino los enfermeros, inspirados en el National Health Service. Finalmente, los profesionales sanitarios (colegios de médicos, conferencia de Decanos y estudiantes de Medicina) ven cómo aumentó el número de Facultades de Medicina (pasamos de 26 en 2006 a 40); el elevado número de médicos comunitarios y extracomunitarios que han venido (45.000 en once años); la reducción de plazas MIR, ya en número inferior al de alumnos que entran en las facultades y con tendencia a seguir en esa dirección, y un médico que no haga el MIR no puede trabajar en el sistema público de Salud ni en España ni en ningún otro país de la Unión Europea (ese es el autentico númerus clausus); la escasa oferta de plazas de las Administraciones Sanitarias y la existencia de subempleo y contratos basura, que está llevando a una creciente emigración de médicos españoles, con el importante costo que ha supuesto para el Estado su formación, y la amenaza de volver a sufrir una situación de paro médico similar a la que vivimos aquí en Galicia en los años 80, que se tardó 15 años en resolver, y nunca del todo.

¿Podría hacer un balance de su tiempo como decano?

Nos hicimos cargo del Decanato en enero, unos meses en los que hemos tenido que hacer el aterrizaje rápidamente ya que había que planificar urgentemente la organización de este curso, aprobar los nuevos horarios, dar soluciones al tema de la descentralización de la docencia, implantación del grado y la planificación de actividades para los próximos años.

La descentralización de los estudios de Medicina; la corrección de las disfunciones en la implantación del Grado, en una situación de aumento desmesurado del número de alumnos y de crisis económica, y la planificación de la aceleración de su implantación, ocuparon gran parte de nuestro tiempo y exigieron grandes esfuerzos negociadores para intentar conciliar todos los intereses buscando soluciones sostenibles económicamente en el tiempo.

Los elevados costes inmediatos de transporte y dotación de profesorado que se verían agravados en el futuro, aconsejaron continuar como hasta ahora con la descentralización de la docencia práctica de 4º-5º y 6º de la Licenciatura, y acelerar la implantación del Grado que habíamos iniciado muy tarde y con un calendario de implantación de curso por año, lo que podría suponer problemas en 2015, año en que se extingue la licenciatura, para los alumnos que entran este curso en 3º y 4º con materias pendientes.

En las prácticas hospitalarias en A Coruña y Vigo, había problemas con los autobuses (muy poco uso, horarios disfuncionales y elevado costo), y con el criterio de asignar el hospital por sorteo, por lo que acordamos con los representantes de los alumnos utilizar como criterios la voluntariedad y el domicilio familiar en el entorno de los hospitales de Vigo y A Coruña, haciéndose ya innecesarios los autobuses.

También acordamos con el Sergas, la acreditación como Universitarios de los hospitales de Lugo y Ourense a los que ya irán este año alumnos voluntarios a prácticas; reestructuramos los horarios del Grado adaptándolos a la filosofía de Bolonia y nombramos coordinadores de curso; aprobamos el Sistema de Garantía Interna de Calidad, y estamos finalizando la elaboración del Plan de necesidades de la nueva Facultad de Medicina.

¿Supone para los alumnos ventajas el Grado con respecto a la Licenciatura?

Sí, muchas ventajas, el Grado es el futuro y la Licenciatura el pasado. Permite movilidad por el EEES; se obtienen dos titulaciones Grado y Máster; la matrícula es más económica por el menor número de créditos (360/528); no hay que cursar más materias de libre configuración; hay menos créditos de optativas (18/53.5); no constan los suspensos en el expediente; los becarios tienen derecho a matrícula gratuita de las materias que tengan matriculadas más de dos veces, y la formación práctica es muchísimo mejor, con un 6º curso totalmente práctico como Alumno Interno Residente en un hospital.

¿Hay alguna otra novedad o aspecto a destacar en este nuevo curso?

Este curso implantamos 2º de Grado, y vamos a organizar unas Jornadas dirigidas a nuestros profesores en las que compañeros de la Complutense nos explicarán su experiencia en la puesta en marcha del Grado, y en el curso próximo, 2012-2013, implantaremos 3º-4º y 5º del Grado.

La diferente organización del Grado respecto a la Licenciatura provoca que materias que se impartían en cursos avanzados de la licenciatura figuren ahora en cursos más bajos en el Grado, debido a ser 6º de grado totalmente práctico. Esto hace necesaria una adaptación, mediante lo que podríamos llamar un curso puente, para pasar de la Licenciatura al Grado sin que los alumnos sufran merma en su formación. A tal efecto elaboramos y presentamos en Junio a los alumnos que van a cursar este año 3º y 4º unas recomendaciones de las materias que deben y no deben matricularse si deciden adaptarse al Grado en 2012-13.

También queremos facilitar la carrera docente de los profesores que tenemos en los hospitales de A Coruña, Vigo, Ourense y Lugo, permitiéndoles los desplazamientos a Santiago para impartir docencia teórica, y la dotación de plazas de profesores vinculados en sus respectivos hospitales. Este curso pretendemos que se convoquen dos plazas vinculadas de Profesor Titular (una en A Coruña y otra en Vigo), cinco plazas de PACS en Lugo y tres en Ourense.

En el curso 2012-13, organizaremos unas Jornadas sobre formación en competencias y habilidades clínicas, dirigidas a los profesores de los hospitales y centros de salud asociados que vayan a participar en la docencia practica de 6º, que implantaremos en 2013-14 en los hospitales asociados, y confiamos en poder tener ya incorporados para entonces a los de Pontevedra y Ferrol.

También a lo largo de este curso vamos a mejorar la instalación y funcionamiento del Laboratorio de Habilidades; trabajar en la creación de una Unidad de Educación Médica que asesore en la ejecución de propuestas de mejora de la docencia; la creación de un Sistema Tutorial que oriente, apoye y asesore a los alumnos en su proceso formativo, les de información sobre aspectos académicos y profesionales y los anime a participar en la vida de la Facultad, y vamos también a revisar y adaptar el Reglamento de Régimen Interno de la Facultad.

¿Cuáles van a ser las dificultades en estos meses?

Vamos a tener que enfrentarnos a las situaciones de frustración y desánimo de muchos compañeros ante las falta de recursos. Tenemos que ser capaces de infundirles ilusión.

¿Qué opina del decreto que está preparando el Gobierno con la propuesta de que los docentes puedan continuar desarrollando su labor hasta los 75 años?

El importante incremento de la esperanza de vida seguramente suponga en los próximos años cambios en las edades de jubilación.

Prolongar hasta los 75 años la vida profesional de los profesores universitarios con méritos excepcionales, supone aprovechar su enorme experiencia y sabiduría a beneficio de la Universidad y de la sociedad.

Mantener estos profesores es sin duda más costoso que contratar a profesores jóvenes, pero también es mucha la diferencia en cuanto a lo que pueden aportar unos y otros. Es una pena perder toda esa enorme riqueza. Pero habrá que ser prudentes y acertar en los criterios de selección y dotar de los recursos necesarios a las universidades, al igual que también debe hacerse si va adelante el nuevo estatuto del PDI, para hacer realidad sus mejoras en el nivel.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com